Seleccionar página

En Mayo de 2015 los 5 componentes de Light Hunters asistieron a un taller de light painting de manos de Riders of light unos de los muchos grandes especialistas en esta técnica, que tenemos en España.

Después de esa salida se formó un grupo de Facebook con asistentes al taller y los propios profesores.

De ese grupo quedaron 5 miembros como los más activos y decidieron quedar para salir una noche a hacer fotos y aplicar lo aprendido. Allí sucedieron muchas cosas, en esa primera noche de equipo se realizaron varias fotos, dos de las cuales fueron seleccionadas en el concurso internacional de light painting organizado por la Light Painting World Alliance (LPWA), siendo estas expuestas en Photokina 20016 como parte de las 100 mejores a nivel internacional. Pasados 5 años de la evolución del grupo, Eduard decidió abandonar el grupo y emprender nuevos retos en solitario, dejando en la actualidad a Light hunters con 4 miembros.

Cada uno de los miembros aporta la chispa necesaria para que todo funcione creativamente.

Loren es el encargado, como en todo gran equipo, de dirigirnos a todos, coordinar las salidas, buscar las localizaciones y hacer que en general nos sintamos motivados y entusiasmados en cada salida. Le encanta fabricar herramientas y buscar la manera de innovar, ademas de que le encanta hablar y redactar los textos del grupo. Miembro del equipo de AFonocte y delegado de la zona de Barcelona
Ignasi es el informático del grupo y creador de esta, nuestra web, nos da el soporte necesario para tener accesible todos los archivos y material digital que creamos. Nos brinda las herramientas necesarias para que estemos perfectamente comunicados entre nosotros y con los seguidores. En sesión aportaba su curiosa forma de ver los encuadres y escoger las fuentes de luz más apropiadas para la foto que realizamos. Sus inicios en esta técnica datan de 2004.
Javi con una larga trayectoria en el light painting tiene una gran vision para ejecutar fotografías y es capaz de sacar salsa de donde no la hay. Le basta un graffiti, una piedra o un simple agujero en la pared para sorprendernos. Gran pensador, le gusta sorprender con escenas casi imposibles de hacer pero que con su ayuda terminan siendo posibles.
Abel desde el primer momento nos mostró su iniciativa y su ingenio para crear esas escenas en momentos de la noche en los que te quedas bloqueado, además de que dispone de una herramienta única, una superfibra óptica de un tamaño muy poco habitual. Su color de piel también nos va muy bien para usarlo como modelo ya que difícilmente lo sobreexponemos. Por su simpatia y palabrerio es un perfecto relaciones publicas del grupo.
Como grupo llevamos varios años de contínua evolución en esta técnica en la que los límites son los que marca nuestra imaginación. Disfrutamos haciendo lo que hacemos y no nos ponemos metas.